FC BARCELONA - ATHLETIC DE BILBAO
Internacional

El Athletic Club sorprende y es campeón de la Supercopa de España ante el Barcelona

En tiempo extra, el Bilbao le dió la vuelta al Barcelona. 

Por: EFE

 Un golazo de Iñaki Williams en la prórroga le dio la gloria al Athletic Club al ganar al Barcelona (2-3) y su tercer título de la Supercopa de España, tras una final con alternativas y donde la fe de los bilbaínos superó a un rival con Leo Messi muy por debajo de su nivel y que terminó expulsado en el último suspiro.

Tras una primera mitad con el equipo vasco superior, aunque con pocas ocasiones hasta que Griezmann adelantó a los azulgranas en el 40 y a los dos minutos De Marcos hizo el 1-1, el delantero galo del Barcelona volvió a marcar en el 77, pero Asier Villalibre igualó en la recta final y luego Williams decidió en el tercer minuto de la prórroga.

Leer también: Carlos Hermosillo estalla en contra de Cruz Azul "Están pisoteando la historia"

Despejada la gran incógnita previa a la final al recuperarse Leo Messi de su problema en un muslo y abanderar así a un equipo que, con el astro argentino, multiplica de forma exponencial su capacidad de juego, de intimidación y de peligro, Ronald Koeman y Marcelino García Toral apostaron por cierta continuidad en sus onces.

En el azulgrana, sólo dos cambios respecto a la sufrida semifinal contra la Real con la entrada de Messi y del lateral estadounidense Sergiño Dest por el danés Braithwaite y Óscar Mingueza; y en el Athletic, la única novedad del central Yeray Álvarez por Unai Núñez.


La réplica la puso Ander Capa, con un tiro que despejó a córner Ter Stegen. Messi lo intentó a los 37 minutos desde fuera del área, aunque no fue hasta tres minutos después cuando Jordi Alba buscó desde la izquierda al argentino, quien intentó el remate sin éxito y el balón le quedó muerto a Griezmann para que marcara el 1-0.

Sin embargo, el Athletic, muy serio en toda la primera mitad, reaccionó menos de dos minutos más tarde y Óscar De Marcos logró la igualada en el 42 aprovechando un magnífico pase de Iñaki Williams.

Pero fueron los azulgranas los que golpearon por segunda vez, a 13 del final y de nuevo por medio de Griezmann, más atinado en esta final que en los últimos tiempos. El galo fusiló al meta rojiblanco tras un medido pase de Alba, que llevó mucho peligro por su banda.

Forzada in extremis la prórroga, el equipo de Marcelino salió como un tiro al tiempo extra y le bastaron tres minutos para remontar con un golazo de Iñaki Williams.

El internacional español recibió un balón de Muniain, que firmó un gran partido, se preparó la pelota algo escorado en el área grande y se sacó un obús de rosca que se coló por la escuadra.

A partir de ahí, el Athletic enfrió el partido. Braithwaite no aprovechó un servicio de Pjanic al rematar forzado y mal, casi lo mismo que le ocurrió a Unai Núñez en el minuto 105..

Griezmann tuvo el empate que hubiera llevado a los penaltis en el 111, pero empalmó con la derecha y el balón se fue fuera. Ya no hubo tiempo para más, tan solo para que Messi, desconocido, como todo su equipo, y quizás mermado físicamente, viera la roja directa por una agresión a Villalibre. El final más feo para el Barça.

 

Visita nuestro canal de YouTube para que disfrutes de nuestro contenido          

Te puede interesar