FC Barcelona: Lionel Messi y los 'Messilovers' quedaron en ridículo por el PSG en Champions League
Internacional

FC Barcelona: Lionel Messi y los 'Messilovers' quedaron en ridículo por el PSG en Champions League

Messi ya no es decisivo en los patidos grandes de La Liga y en la Champions League 

Por: José David García Gámez

Messi es culpable. El Barcelona fue superado ante un PSG solvente, que trabajó como equipo y demostró mucha categoría a pesar de tener bajas importantes como las de Neymar y Di María. Messi es culpable. El crack argentino, una vez más, demostró que está en declive, ya no está para ser decisivo en partidos grandes contra rivales de categoría, y que cuando tiene un escenario mínimamente adverso, se achica, baja la cabeza y se esconde en la cobarde justificación de culpar a la planificación del Barcelona, lo cual, no deja de ser verdad. 

Pero Lionel Messi no se inmuta, no se revela, no pide la pelota, no pelea, no hace nada diferencial en el campo que demuestre que siga siendo un jugador top. Es el mejor del Barcelona, pero ya no le da en partidos grandes en donde se definen cosas importantes.

Lee también: Liga MX: Cruz Azul tiene nuevo director técnico

Sin embargo, eso no quita que el Barcelona se haya convertido en un equipo menor, que hace el ridículo en Europa cada año y que cuando le toca enfrentarse a un equipo medianamente competitivo, termina siendo humillado, golpeado y puesto en evidencia como lo que es: un club chico, mal gestionado, con un entrenador de pacotilla y una serie de jugadores muy veteranos, que se arrastran por el campo y siguen cobrando un salario inasumible para un club medianamente responsable, Messi incluído. 

Todo eso ha creado a un equipo muy malo, que juega a un ritmo muy bajo, que sus jugadores piden la pelota al pie, que conceden muchas ocasiones claras de gol en todos los partidos sin importar el rival, y tiene en su vieja guardia, a pocos o ningún futbolista que pueda marcar la diferencia. 

De todo eso es culpable Messi. No solo por su decrépito rendimiento en partidos grandes, sino por el secuestro económico al que tiene sometido al Barcelona en donde no puede salir al mercado, fichar jugadores de verdad y armar a una plantilla de garantías que le de para competir en la Champions League. 

De todo eso es culpable Messi, que tiene una inmunidad mediática porqué se venderá en el entorno que, lo que le rodea dentro del club, lo tiene fracasando porque no cuenta con la estructura perfecta. Qué es  lo que necesita a sus casi 34 años, jugar en un equipo que trabaje para él y que de vez en cuando le permita lucir su pierna izquierda con algún tiro de larga distancia. 

Pero ahora está donde está, en un Barcelona en ruinas, sin entrenador, con una plantilla desbalanceada y a un crack decrépito que volvió a dejar en claro que no le da para jugar partidos grandes y ser humillados por un Kylian Mbappé que está llamando a ser el crack del futuro por las próximos 10 años y dejar pinturas como la que perpetró en el Camp Nou, el cuál podría ser si él quiere, su próximo jardín, y todo eso, es culpa de Messi. 

Visita nuestro canal de YouTube para que disfrutes de nuestro contenido

Te puede interesar