Nueva prohibición en Qatar; Gobierno prohibe piratería en los coches
Internacional

Nueva prohibición en Qatar; Gobierno prohibe piratería en los coches

La administración de Tráfico de Catar, al igual que en otros ricos países árabes del golfo, suelen emitir matrículas con números especiales que se venden en una subasta

Por: Luis de la Cruz

El Gobierno catarí afirmó este domingo que permitirá únicamente el uso del logotipo del Mundial Qatar 2022 en matrículas de coches a las que son emitidas con números especiales y autorizadas por la FIFA, según ciertas condiciones, y que penalizará el uso de copias o la imitación del distintivo.

"Está prohibido copiar e instalar el logo de la Copa del Mundo en las placas de los vehículos", sin autorización de las autoridades, y "quien infrinja esto se expondrá a responsabilidad legal y será remitido a las autoridades competentes para emprender acciones legales en su contra", advirtió un comunicado del Ministerio de Interior catarí.

Leer también: Cruz Azul: Diego Aguirre muestra su confianza por Santiago Giménez

La administración de Tráfico de Catar, al igual que en otros ricos países árabes del golfo, suelen emitir matrículas con números especiales que se venden en una subasta, y el precio de algunas puede llegar a centenares de miles de euros.

Como parte de los preparativos del primer mundial que se celebra en Oriente Medio, y que albergará Doha en noviembre próximo, las autoridades cataríes decidieron emitir una edición especial de matrículas de coches con números especiales, según ciertas condiciones y en coordinación con la FIFA.

"Las placas que contienen el logo de la Copa del Mundo son una versión especial que se dispensa según controles y condiciones específicas en coordinación con la FIFA para vehículos nuevos y placas de subasta con números distintivos únicamente", destacó el citado departamento.

La nota no ofreció detalles sobre las condiciones o la penalización.

Esta advertencia se produce cuando las autoridades cataríes trabajan a contrarreloj para ultimar los preparativos para el evento de fútbol más importante del mundo, al que los cataríes esperan atraer a más de dos millones de aficionados.