Club América: Miguel Herrera en ‘peligro’ en el banquillo por culpa de sus jugadores
Ligas

Club América: Miguel Herrera en ‘peligro’ en el banquillo por culpa de sus jugadores

El Club América volvió a demostrar que es un equipo muy endeble en defensa y mal trabajado en cuestiones colectivas

Por: José David García Gámez

El futbol mexicano es así. Las curvas ascendentes y descendentes van de un fin de semana a otro y son muy pronunciadas en cuestión de días. El América vive un momento de confusión en su futbol. Es un equipo que vuelve a dejar malas sensaciones como en la pretemporada y que al parecer, no es capaz de remontar cuando las cosas van mal por el camino.

El Club América volvió a demostrar ante Rayados, sin ser un partido tan brillante de los de Mohamed, que es un equipo muy endeble en defensa, mal trabajado en cuestiones colectivas y que si sus jugadores a nivel individual no salen inspirados, poco pueden generar en base a un juego grupal que inspire confianza, ánimos y seguridad en el entorno.

Lee también: Chivas: Norma Palafox festeja en la tina la nueva victoria del Rebaño

Rayados fue mejor que América. Práctico, maduro y solvente en todas las facetas. Fue un equipo que actuó como tal, un grupo de personas que van hacia el mismo lado y que trabajan como un bloque. Su juego no fue brillante, pero sí muy eficiente para golpear en los momentos precisos del encuentro. 

A pesar de quedarse con 10 en un tramo del complemento, el ‘Turco’ no se complicó, se fue a las bases del librito de los entrenadores y, con toda la genialidad de su simpleza, sin ningún empacho, sacó a un atacante para meter a Miguel Layún, mantener una línea compacta, rocosa y equilibrada en la última zona y gestionar así, su renta de goles tras dominar y dejar sin recursos a un América que juega sin velocidad, con un ritmo de juego muy bajo y que no encuentra en su entrenador, el intervencionismo sobre la marcha para darle la vuelta a la dinámica de un partido sin ideas, rumbo y en el olvido. 

Lee también: Danik Michell, la guapa modelo de Acapulco Shore que ‘coqueteaba’ con Pizarro

Sin embargo, en Coapa ya nace desde sus entrañas un problema estructural muy importante de su plantilla. Miguel Herrera sigue dándole minutos a una serie de jugadores en un momento de declive importante en sus carreras, que probablemente ya han dado los mejores partidos de la misma y que ahora están siendo un lastre para el equipo en muchas facetas del juego. 

El América necesita una reingeniería. Darle salida de manera urgente a muchos futbolistas, refrescar diversas zonas del campo y poner sangre nueva en la cancha. El mejor ejemplo es Paul Aguilar. Nadie pone en duda su leyenda, su estatus de ídolo y de un jugador capital en los éxitos de los últimos tiempos. Pero ahora ya no está para competir en la élite. Desde que volvió por su zona el América ha perdido consistencia, trabajo y profundidad. No aporta nada en ataque y en defensa es una verdadera avenida porqué le gana muy fácil la espalda en transición. Giovani Dos Santos se la pasa más tiempo en la enfermería que en el campo y recortar opciones para el ‘Piojo’ al momento de variar al equipo. Luis Reyes no da el nivel. No maneja los perfiles, es malo en el uno para uno y le desbordan con una facilidad pasmosa y preocupante. Así como Aguilera en la central. Lento, mal en el posicionamiento y con muchos errores impropios del nivel que llegó a mostrar en otros ayeres. 

Lee también: Cruz Azul: Robert Dante Siboldi 'frena' a La Máquina pese al liderato

El ‘Oso’ González más de lo mismo y los jugadores de arriba, como Córdova, Martínez y Suárez, muy apáticos, poco participativos e implicados en el juego. Esta clase de clubes, en donde solo vale el ganar, no se puede vivir de destellos y de pequeños momentos, sino de constancias prolongadas en el tiempo. Viñas, un ‘Zorro’ en el desierto. No lo habilitan, no le llega la pelota y tiene que buscarse, cómo puede, la vida en el área. Sin ayudas, acompañamiento y sin una pizca de opciones para rematar. Además, tu líder en la saga Bruno Valdez, se pierde todo el torneo, más problemas al bolsillo para Miguel Herrera. 

El América está a tiempo para recomponer el juguete roto que es ahora como equipo. Volver a las bases que le permitieron competir, dejar buena imagen y estar en los puestos altos de la clasificación, pero eso solo lo da el trabajo, poner a los que están mejor y que el técnico, prepare más cuestiones grupales que solo esperar un momento de brillantes de tus dirigidos, porqué si no, Miguel Herrera perderá su puesto, por culpa de sus jugadores, así como lo puede mantener gracias a ellos… si él no les aporta nada.  

Visita nuestro canal de YouTube para que disfrutes de nuestro contenido

Te puede interesar