Liga MX: Cruz Azul y Siboldi al borde del drama; La Máquina en riesgo en el cierre del Apertura 2020
Ligas

Liga MX: Cruz Azul y Siboldi al borde del drama; La Máquina en riesgo en el cierre del Apertura 2020

Cruz Azul no da la sensación de sacar esto adelante. No tiene un portero salvador que sea decisivo, sus hombres gol han perdido pólvora y los jugadores de recambio no tienen la misma frescura

Por: José David García Gámez

Cruz Azul preocupa, y mucho. Cada vez el equipo de Siboldi presenta más defectos en su futbol y deja dudas en el camino. Juega mal, no domina los partidos y a perdido la pegada característica de los primeros encuentros. Le cuesta ser claro al frente, gestionar el centro del campo y ser sólido en defensa. Si a eso le sumamos que varios de sus líderes cometen errores que cuestan puntos, encontramos la tormenta perfecta de un cuadro que llega al momento cumbre de la temporada, en el peor estado de forma posible. 

Los de Siboldi ya no son ese equipo brillante, efectivo y que mostraba un futbol carismático de las semanas anteriores. Ahora, se ha convertido en aquello que juró olvidar: ese club aburrido, que se desmoraliza fácilmente y pierde los estribos a la mínima curva de problemas en el sendero. Cruz Azul ha perdido gol, equilibrio, gestión de su medular y solvencia en un cuadro bajo que no encuentra alivio en ninguno de sus futbolistas.

Lee también: Chivas: Angélica Fuentes, Luis Michel y el Pato Araujo, los supuestos romances de la ex de Jorge Vergara

La cuestión es clara, Cruz Azul no da la sensación de sacar esto adelante. No tiene un portero salvador que sea decisivo, sus hombres gol han perdido pólvora y los jugadores de recambio no tienen la misma frescura como a comienzo de curso. Además, el problema en La Noria ya no solo se presenta en lo futbolístico, sino en el tema anímico. La capacidad de superación, la motivación y las ganas, ya no son como antes. La incapacidad de poder remontar a equipos inferiores en algunos encuentros, ha hecho mella en la plantilla.

Cruz Azul no se ha mostrado capaz de sacar los partidos adelante ante rivales en el papel inferior. Que se encierran, le dan la pelota y lo invitan a atacar. Que deje espacios, puedan correr a la espalda y jugar a lo largo para lastimar en transición. Los celestes ya no son tan fiables como hace algunas semanas. Han dejado de ser ese equipo con un futbol dominante, claro y avasallador. 

Lee también: México vs Holanda: Alineaciones del partido amistoso de la Fecha FIFA

Ahora es una escuadra con una plantilla amplia en mal momento, con un entrenador que ha olvidado su magia intervencionista en los juegos y que no cuenta con la frescura de otros momentos de sus figuras a tono individual. Han perdido chispa, capacidad de sorpresa y concede mucho en defensa, con un Corona que es figura en muchos momentos de los encuentros.

Si a eso le sumamos que Cruz Azul tiene un cierre de calendario complicado, no es nada seguro que La Máquina pueda clasificar directo a la liguilla. Los últimos cuatro partidos de los cementeros son ante Tigres, Pumas, Chivas y Rayados, todos ellos equipos que, en peor o mejor momento, están en la parte media alta de la clasificación con altas opciones de entrar directo a la fiesta grande. 

Lee también: México vs Holanda: Rodolfo Pizarro provoca la ira de un ex Rayados y Chivas

No solo eso, son equipos, sobre todo los regios, que han disipado sus dudas, han recobrado confianza y han ganado sus encuentros con cierta facilidad y holgura en las últimas fechas. Pumas y Chivas, por otro parte, han bajado un poco, pero siempre, por su poder de convocatoria y su ya característico manto de grandeza los obliga a competir al tope de sus posibilidades. 

Cruz Azul corre un riesgo importante. No es un colectivo fiable y tiene poco rigor, ha perdido efectividad de cara al marco y muchas de sus estrellas han bajado rendimiento. Estas últimas cuatro jornadas serán de alarido, ante rivales muy complicados que han mejorado mucho en cuanto a su capacidad goleadora, han sido sólidos en defensa y han mostrado una regularidad de su juego importante. Por lo que el nervio, la preocupación y la angustia, comienza entrar en el cuerpo de una afición que está muy cerca de ver nuevamente como su equipo entra a un lugar que parecía haber dejado muy en el fondo de la memoria: el drama, la desdicha y sobre todo, la derrota y el fracaso. 

Visita nuestro canal de YouTube para que disfrutes de nuestro contenido

Te puede interesar